MEDICINA ALTERNATIVA

En algún que otro comentario me habréis leído recomendar a más de un lector y lectora sobre la práctica de ejercicios hipopresivos, especialmente cuando se sesean mejorar la faja abdominal y evitar problemas como hernias (abdominales, inguinales, umbilicales, vaginales o discales), mejorar la postura, el rendimiento deportivo o si son chicas que acaban de tener un bebe y quieren recobrar la figura de manera rápida y segura. Hoy os traigo una descripción sobre qué es y algunas de las ventajas que aporta el método hipopresivo

Comencemos por el principio. ¿Qué es el Método Hipopresivo?

El Método Hipopresivo son un conjunto ordenado de ejercicios posturales y movimientos rítmicos y secuenciales. Se realizan adoptando diferentes posiciones o realizando determinados movimientos con unas pautas concretas de ejecución que facilitan y acentúan el efecto Hipopresivo.

Las Técnicas Hipopresivas (TH) fueron creadas por el Doctor en Ciencias de la Motricidad y especializado en Rehabilitación Marcel Caufriez que a través de su dedicación a la reeducación uro-ginecológica se dio cuenta de que la manera de realizar los abdominales tradicionales perjudicaban el suelo pélvico en el post parto, acentuando los problemas de incontinencia urinaria, prolapsos, diástasis…  Desde su descubrimiento, Marcel Caufriez ha ido desarrollando estas técnicas hasta crear el Método Hipopresivo Marcel Caufriez, que tiene diversas aplicaciones en el ámbito de la salud, la prevención y el deporte.

El principal objetivo es reducir el perímetro abdominal aportando mejoras estéticas, posturales y funcionales, pero también tiene multitud de aplicaciones y beneficios ya que entre otros, los ejercicios hipopresivos son una excelente prevención a todo tipo de hernias (inguinales, abdominales, crurales, vaginales..), regulan los parámetros respiratorio, previenen la incontinencia urinaria,  aumentan y regulan los factores vascularizantes, siendo eficaz en prevenir y solucionar edemas y piernas pesadas, previenen lesiones articulares y musculares por la normalización del tono muscular general, proporcionan una eficaz protección lumbo-pélvica y como todo ejercicio físico, sobre todo proporcionan bienestar y placer.

En definitiva, los ejercicios hipopresivos aportan importantes beneficios a nuestra salud.

Beneficios estéticos

Uno de los beneficios que más llama la atención es la mejora estética.

Una faja abdominal tónica logra que la musculatura de esta zona esté activada sin que la persona tenga que pensar en ello. Con los ejercicios hipopresivos se disminuye considerablemente el perímetro de la cintura. (imagen 1)

hipopresivos abdominales

Imagen   1: Antes, durante y después del entrenamiento  con el Método Hipopresivo – RSF

 

La disminución de los excesos de tono reducirá los dolores de espalda

La reducción de tensiones de la cadena posterior y el aumento del tono de la faja abdominal, permite corregir la postura (imagen 2)

Hipopresivo y exceso de tono

Imagen 2: Mejora postural con la práctica del Método Hipopresivo.

 

Prevención de lesiones

Lograr que la faja abdominal y el suelo pélvico se anticipen a los aumentos de presión, significa obtener una buena gestión de las presiones que soporta la faja abdominal. Los hará eficaces para prevenir hernias abdominales, inguinales, umbilicales, discales, diástasis abdominales y vaginales, en las mujeres.

Beneficios en el rendimiento deportivo

Aumento de la eficiencia del movimiento y de la fuerza explosiva por la amplificación hidrostática que proporciona el tener una faja abdominal tonificada.

Por supuesto mejora la capacidad respiratoria y esto hace que mejore la resistencia. El Método Hipopresivo aporta mejoras respiratorias por su acción sobre musculatura inspiratoria y espiratoria. La normalización del tono muscular del diafragma proporciona una mayor movilidad y la potenciación de la musculatura inspiratoria de urgencia; serratos, logran una mejora en

hipopresivos y deporte

la inspiración. Se observa la espiración más rápida y eficaz. Mejora la capacidad y parámetros respiratorios, y se observa que el cansancio aparece más tarde.

A medio y largo plazo, se logra aumentar el tiempo de apnea de los ejercicios hipopresivos. Estudios actualmente en curso parecen atestiguar un crecimiento de la resistencia celular a la acidosis. Además, se provoca una hipoxia intermitente que estimula el centro pneumotáxico y la generación de Eritropoyetina (EPO)

Se observan aumentos de glóbulos rojos siendo también de interés para deportistas de resistencia.

Más mejoras que provocan en nuestro cuerpo los ejercicios hipopresivos:

Disminución de los síntomas de la incontinencia urinaria de esfuerzo, hemorroides, estreñimiento y gases, prevención y recuperación del suelo pélvico femenino, mejora de la capacidad respiratoria y de la resistencia… entre otros.