FIBROMIALGIA

Sentimientos de ira contra la fibromialgia y el síndrome de fatiga crónica
Alguna vez estuvo enojado con su propio cuerpo? Si es así, usted no está solo. Es muy normal tener estos sentimientos, si tenemos en cuenta que ya no es capaz de vivir la vida a la que estaba acostumbrado.
La ira puede existir en varias formas diferentes. Puede ser sólo el resultado de las frustraciones diarias; puede ser la consecuencia de un deterioro repentino de la salud o la aparición de un nuevo síntoma; o estos sentimientos son parte del proceso natural de duelo, los que tenemos que pasar por esto, pudimos ponernos de acuerdo con nuestra enfermedad y avanzar.
Frustración DIARIA
La frustración comenzaba cuando me despertaba. Mis síntomas podrían ser peores de lo que esperaba. La fatiga adquirió proporciones que no sabía cómo manejar, como tomar una ducha antes de ir a trabajar. Por supuesto, consideré la posibilidad de avisar que faltaba por enfermedad y  llamar a mis colegas para redistribuir a sus funciones.
Trabajar desde casa, sin duda mejoró mi salud, pero llegó otra frustración. Por un lado no puedo contar cuántas veces me acosté en el sofá y deseando poder hacer algo con todo a mi alrededor. Y ¿qué pasa con los días en que yo estaba en la ruina e igual limpiaba y/o hacía mi trabajo?,  sabía lo que me esperaba en pocas horas, como consecuencia del hecho de que fui demasiado lejos con la actividad física.
NUEVO SÍNTOMA
La lista de los síntomas de una persona con una enfermedad crónica no tiene final, y siempre que parece que puedo aprender a vivir con los síntomas, aparece otro más. Cada síntoma está cambiando constantemente y por lo tanto es difícil poder planificar nada. A menudo estoy enojado con mi cuerpo que me traicionó una vez más, que ya no puedo confiar en él.
TRATAR CON los síntomas negativos
La ira es una reacción natural a estos males, ninguno de nosotros quiere ver nuestra vida invadida. Es importante encontrar una manera de hacer frente a la situación. Amigos, nos ayudan los foros de internet, los grupo en Facebook o escribir un diario personal. Muchos podemos tener la posibilidad de de asistir a un psicólogo, no hay que avergonzarse, porque todo lo que nos ocurre es demasiado para nosotros. También puede ayudarnos ver que  no estamos solos, por supuesto, hay quienes están mejor que nosotros, pero por otro lado hay muchas personas que están en peor situación. Eso no quiere decir que a veces, no se puede estar enojado. Tratemos de mantener nuestra enfermedad sin pensamientos negativos. Tenga en cuenta que las enfermedades crónicas muchas veces conducen a la depresión. Si usted comienza a sentirse deprimido, consulte a un experto que le ofrecerá una amplia gama de soluciones médicas.